Fundación ONCEboletín electrónico

sábado, 01 de diciembre de 2018Diciembre 2018

Empleo

La ministra de Trabajo entrega el ‘Pasaporte al empleo’ a jóvenes con discapacidad intelectual o enfermedad mental

01/12/2018

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, entregó el ‘Pasaporte al empleo’ a jóvenes con discapacidad intelectual o enfermedad mental que han mejorado sus habilidades de empleabilidad gracias a los proyectos de Fundación ONCE.

Foto de familiaEl acto de entrega de los pasaportes, que recibieron de manos de la ministra un total de 53 jóvenes, contó con la presencia de Patricia Sanz, vicepresidenta segunda de Políticas Sociales e Igualdad del Consejo General de la ONCE; José Luis Martínez Donoso, director general de Fundación ONCE; Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del CERMI; Nel Anxelu González, presidente de Salud Mental, y Juan Pérez, vicepresidente de Plena Inclusión.
 
Gracias a los programas ‘Uno a Uno’, ‘Jóvenes con Salud Mental’ y ‘UniverDI’, promovidos por Fundación ONCE con el apoyo del Fondo Social Europeo y del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, un total de 1.372 jóvenes han emprendido el “rumbo hacia el empleo” a través de formación especializada, en el ámbito de la universidad, con prácticas en empresas colaboradoras y atención personalizada. 
 
De todos ellos, un 39% son chicas, un 52% tienen edades comprendidas entre los 16 y los 25 años y un 48% entre los 26 y los 30 años.
 
Además, 15 universidades, 161 entidades del movimiento asociativo de la discapacidad y sus familias y 370 empresas se han convertido en “compañeros de viaje” y han ofrecido a los jóvenes la oportunidad de obtener una experiencia laboral.
 
Los titulares de este pasaporte forman ya parte de las cerca de 300.000 personas con discapacidad que han participado y se han beneficiado en España de la alianza que Fundación ONCE mantiene con el Fondo Social Europeo y el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social desde hace 18 años. Con esta acción conjunta, de la mano de Inserta, también se han formado cerca de 110.000 personas con discapacidad y han conseguido un empleo más de 83.000, el 43% mujeres.